Tratamientos

Tratamientos (14)

Sus aplicaciones reportan al paciente más beneficios de los que cualquiera pueda imaginar, aunque no es un tratamiento definitivo para algunas patologías, está comprobada su eficacia en muchas otras, haciendo que la calidad de vida del paciente sea mejor.

Este método natural de salud basa su eficacia en el contacto de las manos del quiromasajista sobre el cuerpo de la persona.

Con diversas manipulaciones más o menos intensas y diversos ritmos, se potencia la salud general del cuerpo y de la mente, llevando a la persona hacia un estado relajante o estimulante (según requiera el tratamiento), devuelve el equilibrio a las personas que lo han perdido.

No es necesario esperar a sentir molestias para beneficiarse de una sesión de quiromasaje.

¿Aún no lo has probado? ¡no sabes lo que te pierdes!

Los principales tratamientos son:

Quiromasaje circulatorio, muscular, relajante-antiestrés, y articular en todo el cuerpo para tratar lumbalgias y lumbo-ciáticas, contracturas y sobrecargas musculares, desviaciones de columna, masaje deportivo pre y post competición, artrosis, artritis, reuma, lesiones articulares, cervicalgias, celulitis y un amplio surtido de patologías.

Masaje de cabeza y cuello

 Libera tensión de cabeza y cuello. Relaja y suelta la mandíbula. No más dolores de cabeza.

El masaje para el bruxismo, trabaja la musculatura facial, craneal y cervical (algunas veces la columna completa y algunos órganos reflejos de las manos y pies) con el fin de liberar la tensión muscular.

Se trabaja en silencio para que el paciente libere realmente las tensiones acumuladas, se asocian dolores del cuerpo con respecto a situaciones que pudieran estar viviendo en el momento o bien en el pasado.

Desde la primera sesión el paciente empieza a notar los efectos del masaje, pero será de la segunda sesión en adelante, cuando el cuerpo comienza a liberar la tensión muscular.

Es importante que el paciente sepa, que debe identificar las situaciones que le han causado o le están causando estrés, ya que se deben tomar las medidas necesarias para resolver de la mejor forma posible, esas situaciones, si no enfrentamos las experiencias que nos causan tanta tensión, el cuerpo seguirá manifestando la tensión que más nos tenga preocupados (en este caso en bruxismo).

Además de las terapia físicas, incorporo al tratamiento la toma de esencias florales de Bach, acompaño al paciente en el proceso que esté viviendo (terapia esencial), y en términos generales juntos encontramos pautas de cómo enfrentar una situación de conflicto, como superar experiencias desde un punto de vista externo, que hacer para sentirse mejor y cumplir con las metas que pudiera tener el paciente para ser cada vez una mejor persona, o bien simplemente dejar de bruxar tanto.

Inicialmente uno habla de 4 a 5 sesiones de masaje para el bruxismo.

El cuerpo por una parte necesita liberar la tensión. Los músculos se relajan mucho y las sensaciones de tensión comienzan a bajar después del primer masaje.

Va a depender realmente de lo que busque un paciente en sus masajes, ya que al disminuir la tensión y luego el identificar situaciones que le estén provocando el estrés y el bruxismo, solo de el dependerán los pasos a seguir…

 

MASAJE PARA CABEZA Y CUELLO (BURXISMO)

Libera tensión de cabeza y cuello

Relaja y suelta la mandíbula

No más dolores de cabeza

 

El bruxismo es una manifestación  física y psicológica del estrés. Desde niños nuestra sociedad y cultura son quienes nos reprimen algunas emociones importantes de ser desarrolladas.

El bruxismo al igual que otras patologías, se manifiesta de manera física, se da a conocer en nuestro cuerpo, provocando desgaste en los dientes, sensibilidad en encías, dolores intensos de cabeza, cuello y otros.

El cuerpo manifiesta su estrés, su tensión frente a una o varias situaciones que le estén afectando, ya sea de forma consciente (presente) o inconsciente (presente o pasado).

El masaje para el bruxismo, trabaja la musculatura facial, craneal y cervical (algunas veces la columna completa y algunos órganos reflejos de las manos y pies) con el fin de liberar la tensión muscular.

Se trabaja en silencio para que el paciente libere realmente las tensiones acumuladas, se asocian dolores del cuerpo con respecto a situaciones que pudieran estar viviendo en el momento o bien en el pasado.

Desde la primera sesión el paciente empieza a notar los efectos del masaje,  pero será  de la segunda sesión en adelante, cuando el cuerpo comienza a liberar la tensión muscular. Es importante que el paciente sepa, que debe identificar las situaciones que le han causado o le están causando estrés, ya que se deben tomar las medidas necesarias para resolver de la mejor forma posible, esas situaciones, si no enfrentamos las experiencias que nos causan tanta tensión, el cuerpo seguirá manifestando la tensión que más nos tenga preocupados (en este caso en bruxismo).

Además de las terapia físicas, incorporo al tratamiento la toma de esencias florales de Bach,  acompaño al paciente en el proceso que esté viviendo (terapia esencial), y en términos generales juntos encontramos pautas de cómo enfrentar una situación de conflicto, como superar experiencias desde un punto de vista externo, que hacer para sentirse mejor y cumplir con las metas que pudiera tener el paciente para ser cada vez una mejor persona, o bien simplemente dejar de bruxar tanto.

Inicialmente uno habla de 4 a 5 sesiones de masaje para el bruxismo.

El cuerpo por una parte necesita liberar la tensión. Los músculos se relajan mucho y las sensaciones de tensión comienzan a bajar después del primer masaje.

Va a depender realmente de lo que busque un paciente en sus masajes, ya que al disminuir la tensión y luego el identificar situaciones que le estén provocando el estrés y el bruxismo, solo de él dependerán los pasos a seguir…

Es una disciplina terapéutica y conjunto de conocimientos específicos basados en la anatomía y fisiología del cuerpo humano, en el conocimiento de cómo intervienen los diferentes tejidos en la producción de la enfermedad y en la aplicación de técnicas de normalización de las funciones alteradas.

Aunque a la Osteopatía se la relacione fundamentalmente con problemas que afectan al aparato locomotor, lo cierto es que trata al ser humano de forma global, como un todo, restableciendo el equilibrio perturbado mediante técnicas manuales dirigidas a cualesquiera de los tejidos afectados, sean estos del sistema musculoesquelético, visceral, nerviosos etc. Se trata de una terapéutica manual que ayuda a aliviar, corregir y recuperar lesiones musculo-esqueléticas y patologías orgánicas. La intervención osteopática realiza un diagnóstico funcional a partir del cual utiliza un conjunto de métodos y técnicas con finalidad terapéutica y/o preventiva que aplicados manualmente sobre los tejidos musculares, articulares, conjuntivos, nerviosos etc, obtienen de forma directa o refleja, reacciones fisiológicas que equilibran y normalizan las diferentes alteraciones musculares, osteoarticulares, orgánicas y funcionales, mejorando o resolviendo el cuadro clínico e incidiendo especialmente en sus manifestaciones dolorosas.

La Osteopatía funciona respetando y facilitando la autorregulación del organismo en cualquier patología y no tanto en hacerlo dependiente de soluciones puramente externa o pasivas, como es la utilización, a veces excesiva, de medicamentos. La Osteopatía, en un contexto de abordaje holístico, a través de modelos globales bio-médico-psico-sociales, promueve o recupera la homeostasia o equilibrio mecánico del conjunto de los tejidos corporales musculoesqueléticos, nerviosos, viscerales, circulatorios etc, y lo hace con la aplicación de técnicas manuales dirigidas a los tejidos identificados como patológicos en el diagnóstico funcional osteopático.

El desarrollo tecnológico manual de la Osteopatía, al incidir sobre el conjunto de los tejidos mencionados, ha propiciado la clasificación de técnicas en varios grandes grupos, según sobre qué tejidos actúe. Así, hablamos de:

OSTEOPATIA ESTRUCTURAL o dirigida al sistema musculoesquelético, donde aplicamos diversas técnicas adaptadas a cada disfunción, a cada tejido, a cada paciente, dándose durante la sesión de tratamiento, un continuo análisis y un continuo decidir del Osteópata, sobre qué técnica aplicar.

OSTEOPATIA VISCERAL, orientada a actuar sobre los tejidos que participan en las funciones de las vísceras, las membranas fibrosas en relación, los músculos, los diferentes planos de deslizamiento entre los órganos, los vasos sanguíneos, los nervios, todos los tejidos que aseguran el funcionamiento orgánico, deben estar libres en su paso anatómico, lo que no siempre ocurre y que puede ser debido a adherencias, tracciones miofasciales que dificultan la normal movilidad de las vísceras. Las técnicas manuales viscerales ayudan a liberar interrupciones en el flujo de movilidad, lo que ofrece al organismo una base funcional más útil, productiva y saludable.

OSTEOPATIA CRANEAL Y TERAPIA CRANEOSACRA que actuando también mediante técnicas manuales, liberan y facilitan la micromovilidad del cráneo y el conjunto de la relación craneosacra a través de las membranas meníngeas y el papel del líquido cefalorraquídeo. Algunas consecuencias de alteraciones posturales, traumatismos, desequilibrios musculares etc, pueden afectar a nervios craneales, arterias, glándulas y otros tejidos, a su paso por orificios craneales o en el interior mismo, lo que puede provocar neuralgias, dificultades de visión, audición, alteraciones de algunas funciones glandulares, vértigos, migrañas, e incluso a través del sistema nervioso vegetativo, trastornos digestivos, respiratorios, vasculares etc.

Este método natural de salud basa su efectividad al igual que el quiromasaje en el contacto de las manos del masajista sobre el cuerpo de la persona a tratar.

Con las manipulaciones diversas se potencia y ayuda a los sistemas: linfáticos, defensivos  y de limpieza del organismo.

El Drenaje Linfático desempeña dos importantes funciones en nuestro organismo:

Interviene decisivamente en los mecanismos defensivos inmunitarios, mediante órganos como los ganglios linfáticos, las amígdalas, el bazo, etc., constituyendo, por consiguiente un guardián de primer orden de salud.

Actúa como una vía rápida de salida de líquidos de los tejidos, gracias a una serie de finos vasos linfáticos que se hallan repartidos por todo el cuerpo.

Indicaciones

Terapeutica:

- Edemas linoestaticos o linfoedemas (cuando falla el sistema linfático).

- Lipedemas o celulitis.

- Edema linfodinamico (de tipo venoso, embarazadas).

- Edema traumatico.

- Edema postquirúrjico.

- Trastornos del aparato locomotor (esguinces, contracturas, ete...).

- Trastornos dermatologicos.

- Trastornos neurovegetativos (estrés, insimnio, dolores generalizados, reumáticos, etc...).

Esteticas:

- Tratamiento del acné.

- Cicatrices.

- Lipedemas y celulitis.

- Junto con tratamiento de mesoterapia.

- Coayudante en dietas de adelgazamiento.

- Tratamientos de edemas en miembros inferiores.

- Después de la cirugía estética (pecho: implantes y reconstrucción, lipoescultura, abdominoplastia, etc...).

Es una terapia basada en la existencia de zonas reflejas en los pies que representan a todos los órganos y partes del cuerpo, los cuales pueden tratarse a distancia mediante la simple presión o el masaje de estos puntos.

Esta técnica permite actuar sobre un síntoma determinado, aliviar dolor, regular la función de un órgano enfermo, mejorar la circulación corporal, favorecer la eliminación de desechos y las toxinas, y estimular la energía del organismo a fin de evitar nuevos desequilibrios.

Constituye una verdadera práctica holística de salud, a la vez preventiva, fuente de bienestar y de relajación. No pretende sustituir a los tratamientos médicos alopáticos, pero los complementa eficazmente, al intensificar su acción y favorecer una recuperación más rápida del estado general, por ejemplo, en periodos de convalecencia o postoperatorios.

Consiste en la estimulación de puntos sobre los pies, mediante masaje en las zonas reflejas que representa a los distintos órganos del cuerpo. A través de esta estimulación se consigue: calmar dolor muscular y articular, de cabeza, insomnio, desórdenes de la piel, alteraciones del aparato digestivo, problemas respiratorios, desarreglos hormonales, infecciones urinarias, síndrome premenstrual, menopausia y falta de energía, ayuda a la fertilidad, alivia los síntomas del embarazo y ayuda durante el parto. Recomendado para cualquier tipo de dolencia, sintoma o enfermedad, pues ayuda al organismo a desarrollar y activar su sistema de defensa.

  • Da vigor y levanta el ánimo
  • Calma y relaja profundamente
  • Mejora los trastornos motores (problemas vertebrales, articulares, reumáticos, degenerativos, traumatismos y lesiones...)
  • Mejora las deficiencias circulatorias (varices, piernas cansadas)
  • Mejora el sueño y las digestiones
  • Ayuda en los problemas hormonales (menopausia, esterilidad, problemas menstruales...)
  • Ayuda en las insuficiencias respiratorias y alergias (asma, bronquitis, catarros...)
  • Estimula los órganos y sistemas del cuerpo, ayudando al propio proceso sanador del cuerpo.
  • Desintoxica, eliminando del cuerpo los productos residuales y las toxinas.

Los masajes con piedras volcánicas consisten en aplicar sobre tu cuerpo piedras calientes (que pueden alcanzar los 60 grados) y frías con propiedades beneficiosas para relajar y combatir los dolores.

Las piedras se deben ubicar sobre puntos clave de tu cuerpo para dar una mayor efectividad; de los cuales los principales son el abdomen, la columna vertebral, las manos, dedos y frente.

Estos masajes son beneficiosos para reducir el dolor de músculos y articulaciones, llenan de energía y oxigenan la piel, además de que son muy buenos para males psicológicos como el estrés o el insomnio, (ayuda a eliminar el estrés y las tensiones).

En estos tiempos, los males más extendidos, pueden equilibrarse parcialmente con estos masajes de piedras volcánicas, creando un nivel de relajación intenso en todo tu cuerpo.

Reduce problemas circulatorios y nos ayuda a eliminar toxinas, etc.

Llena de energía y oxigena la piel, nos ayuda a equilibrar el cuerpo y la mente.

El cacao por su alto contenido en antioxidantes arremete contra los radicales libres y la oxigenación celular.

Reduce la inflamación de los vasos sanguíneos y mejora la circulación, hidrata, nutre y tonifica el cuerpo.

El chocolate, además de su exquisito aroma, contribuye a que pasemos un buen rato estimulando nuestros centros de la felicidad y bienestar. De esta manera liberamos endorfinas (hormonas del bienestar y placer) que elimina el estrés de la vida cotidiana y la rutina diaria. Es considerablemente hidratante, nutritivo y regenerante de la piel. Los polifenoles de cacao son poderosos antioxidantes por lo que tienen un efecto contra el envejecimiento.

Se consigue una piel suave, hidratada y luminosa.

Es reafirmante y aporta minerales, combate la celulitis, adiposidad localizada y el sobrepeso. Favorece el adelgazamiento porque reactiva los procesos de lipólisis e inhibe la enzima que contribuye a la formación de grasa.

Le viene muy bien a las pieles con tendencia a secarse demasiado, desde los pies hasta los labios ya que hidrata, tonifica y nutre la piel debido a las proteínas y amino-ácidos que contiene, remineraliza la epidermis gracias a sus oligoelementos, tiene propiedades antioxidantes, además de estimular la circulación y tener efecto anti celulítico.

La absorción del chocolate a través de la piel provoca en el cerebro la producción de serotonina, hormona responsable de que nos sintamos felices, tranquilos y relajados. Así mismo el cacao ayuda en la producción de endorfinas, hormona de la felicidad y el amor, como la serotonina que elimina el estrés y estimula la paz y bienestar.

Entre sus beneficios podemos destacar: hidrata y nutre la piel, reduce el estrés, activa la circulación sanguínea y linfática (por lo que ayuda a eliminar la celulitis), es antioxidante y reafirmante, por todo lo dicho anteriormente es una terapia muy positiva para gente con tristeza y depresión ya que aumenta las ganas de vivir.

Este tratamiento se compone de un peeling corporal, envoltura de cacao y un suave y relájate masaje de los pies a la cabeza.

El masaje con cañas de bambú, es una técnica oriental que consigue un resultado sorprendente, relajante y renovador de la energía, elimina toxinas, favorece la circulación, combate la celulitis y moldea la figura. De entre todos sus beneficios hay que resaltar estos últimos, siendo espectaculares los resultados que se consiguen en el tratamientos de la celulitis, ayudando durante y después de hacer dieta, y tonificando y reafirmando la figura.

Asimismo, refuerza las defensas al eliminar toxinas y despierta la energía acumulada en puntos de nuestro cuerpo tan importantes como la columna vertebral entre otros.

Beneficios a todos los niveles:

1- Desbloquearán los trastornos bio-energéticos, dejando fluir la energía.

2- Relajación física, derivando a un estado mental agradable y placentero.

3- Mejora la circulación linfática.

4- Eliminación de toxinas.

5- Elasticidad de la piel.

6- Ayuda a reducir la celulitis, mediante el drenaje adiposo.

Tres en uno, peeling, limpieza y masaje relajante corporal y facial, para preparar la piel antes y después del sol o para una ocasión especial (novias, madrinas, fiestas, etc…)

¡Sensaciones únicas para el cuerpo¡

Elaboradas con platas aromáticas, proporcionan una sensación de paz y bienestar casi instantáneos.

Tienen un efecto antiinflamatorio (reuma, artrosis…)

¡Evádete y recobra la calma y serenidad¡

Masaje facial anti edad o lifting manual.

La mio-regeneración facial es completamente diferente a cualquier otro tratamiento de estética. En este tratamiento no vamos a tener que utilizar ningún tipo de aparatología, lo único que necesitamos son unas manos bien adiestradas para dar un profundo y placentero masaje y unos productos naturales aumenta de forma visible la firmeza de la piel, haciendo disminuir las arrugas y recuperando el tono muscular. El resultado es visible en la primera sesión. Por otro lado, no se centra únicamente en la piel sino que va más allá, trabajando la musculatura que es lo que realmente perfila nuestro óvalo facial y mantiene nuestros rasgos.

El tratamiento en si ya obtiene impresionantes resultados, yo como terapeuta esencial añado mi toque personal:

Como  “la cara es el espejo del alma” si tratamos el rostro también con las esencias florales que la persona necesita para equilibrar sus emociones, tenemos como respuesta que no solo restablece la armonía, si no que su rostro lo refleja, potenciando así los resultados del tratamiento.

“No frunzas el ceño” ir enfadado por la vida no merece la pena y además no te favorece.

“Estas triste” la alegría forma parte de ti, esto te lo pueden enseñar las flores.