Es la ciencia de regular un ser vivo por medio de sus propias ondas electromagnéticas. Está basada en la Biofísica de la Mecánica Cuántica, que establece que todos los seres vivos están compuestos por un patrón de campos electromagnéticos y que todo proceso bioquímico está precedido por vibraciones y partículas subatómicas que dictan la conducta fisiológica individual.

Dichas oscilaciones pueden ser captadas por un sofisticado aparato de Biorresonancia, de la misma forma en que una radio puede captar diferentes frecuencias. Estas oscilaciones pueden ser interferidas por la presencia de otras, causadas por bacterias , virus, hongos, parásitos, metales pesados, toxinas, estados emocionales, herencia genética como campo de predisposición etc. que dan como resultado una alteración en la frecuencia, ocasionando disfunción de los procesos bioquímicos.

Este equipo de Biorresonancia posee un filtro que separa las oscilaciones fisiológicas de las patológicas y según el tipo de programa puede invertir la onda que representa la patología particular del paciente y eliminarla, ayudando al proceso de regulación del organismo.

No existen efectos secundarios ni contraindicaciones con el uso de la Biorresonancia, y es compatible con los sistemas tradicionales de curación alternativos y alopáticos.

¿Cuál es su efectividad?

Los resultados de la terapia en algunos casos se perciben de inmediato como por ejemplo en el caso de dolores que no responden a ningún otro tratamiento, o en el caso de las alergias con unos resultados del 85% de remisión total. El tratamiento de Biorresonancia es particularmente efectivo en donde otros procedimientos no logran ningún efecto, como en el caso de alergias. Esto se debe a que elimina efectivamente la información electromagnética que desencadena la respuesta alérgica.

¿Qué enfermedades pueden ser tratadas?

La Biorresonancia no trata enfermedades, trata a las personas activando las fuerzas de autorregulación, eliminando las toxinas y organismos patógenos (virus, bacterias, etc.). La meta final es la autocuración, y no sólo el paliamiento de los síntomas como en otras terapias.

El respaldo científico incluye los trabajos del Dr. Morell, Pischinger, Prof. F. A. Popp, Dr. R. Voll, Dr. W.R. Adey, Dr. Schumancher y especialmente Hans Brügemann, quien acuño el termino de Biorresonancia y ha sido el principal promotor internacional de esta terapéutica.