El cacao por su alto contenido en antioxidantes arremete contra los radicales libres y la oxigenación celular.

Reduce la inflamación de los vasos sanguíneos y mejora la circulación, hidrata, nutre y tonifica el cuerpo.

El chocolate, además de su exquisito aroma, contribuye a que pasemos un buen rato estimulando nuestros centros de la felicidad y bienestar. De esta manera liberamos endorfinas (hormonas del bienestar y placer) que elimina el estrés de la vida cotidiana y la rutina diaria. Es considerablemente hidratante, nutritivo y regenerante de la piel. Los polifenoles de cacao son poderosos antioxidantes por lo que tienen un efecto contra el envejecimiento.

Se consigue una piel suave, hidratada y luminosa.

Es reafirmante y aporta minerales, combate la celulitis, adiposidad localizada y el sobrepeso. Favorece el adelgazamiento porque reactiva los procesos de lipólisis e inhibe la enzima que contribuye a la formación de grasa.

Le viene muy bien a las pieles con tendencia a secarse demasiado, desde los pies hasta los labios ya que hidrata, tonifica y nutre la piel debido a las proteínas y amino-ácidos que contiene, remineraliza la epidermis gracias a sus oligoelementos, tiene propiedades antioxidantes, además de estimular la circulación y tener efecto anti celulítico.

La absorción del chocolate a través de la piel provoca en el cerebro la producción de serotonina, hormona responsable de que nos sintamos felices, tranquilos y relajados. Así mismo el cacao ayuda en la producción de endorfinas, hormona de la felicidad y el amor, como la serotonina que elimina el estrés y estimula la paz y bienestar.

Entre sus beneficios podemos destacar: hidrata y nutre la piel, reduce el estrés, activa la circulación sanguínea y linfática (por lo que ayuda a eliminar la celulitis), es antioxidante y reafirmante, por todo lo dicho anteriormente es una terapia muy positiva para gente con tristeza y depresión ya que aumenta las ganas de vivir.

Este tratamiento se compone de un peeling corporal, envoltura de cacao y un suave y relájate masaje de los pies a la cabeza.