Los masajes con piedras volcánicas consisten en aplicar sobre tu cuerpo piedras calientes (que pueden alcanzar los 60 grados) y frías con propiedades beneficiosas para relajar y combatir los dolores.

Las piedras se deben ubicar sobre puntos clave de tu cuerpo para dar una mayor efectividad; de los cuales los principales son el abdomen, la columna vertebral, las manos, dedos y frente.

Estos masajes son beneficiosos para reducir el dolor de músculos y articulaciones, llenan de energía y oxigenan la piel, además de que son muy buenos para males psicológicos como el estrés o el insomnio, (ayuda a eliminar el estrés y las tensiones).

En estos tiempos, los males más extendidos, pueden equilibrarse parcialmente con estos masajes de piedras volcánicas, creando un nivel de relajación intenso en todo tu cuerpo.

Reduce problemas circulatorios y nos ayuda a eliminar toxinas, etc.

Llena de energía y oxigena la piel, nos ayuda a equilibrar el cuerpo y la mente.